Ana Hernández 2021-02-12T20:37:24+00:00

Ana Hernández

 

 

Desde mi propia búsqueda de recursos prácticos que despierten los mecanismos de auto reequilibrio que tenemos cada ser, te invito a llenarte de bienestar con tus propias herramientas.

La vida me ha traído a tierras gaditanas y quisiera expresar y compartir contigo mi experiencia, realizando talleres y clases regulares de ritmos tradicionales de Danza Africana, y así ayudarte a experimentar los beneficios que ofrece este arte.

Comencé mis estudios de danza a muy temprana edad, pues ya entonces tenía la capacidad de crear coreografías en poco tiempo. Me formé en diferentes disciplinas de danza (Clásico Español, Ballet, Flamenco, Jazz, Danza Contemporánea) a pesar de no tener el apoyo incondicional de mis allegados, que lo decretaban como hobby y no como lo que hoy en día se ha convertido en mi estilo de vida, MI ALIMENTO DEL ALMA.

También estudié técnicas del deporte que me complementa como monitora en Centros Deportivos y Gimnasios. Me encanta estar siempre preparada para motivar y movilizar al más perezoso, en pro de UNA VIDA VIGOROSA Y SALUDABLE. Es lo que más me gusta de la pedagogía, enseñarte a desarrollar el equilibrio corporal, a través del movimiento, las técnicas manuales y el trabajo interior, asociado, como no, a diferentes estados de conciencia.

En mi afán por ayudar a los demás, (y una destreza especial en mis manos para leer diferentes cuerpos también descubierta durante mi infancia) comencé a formarme en MTCH (Medicina Tradicional China) y técnicas manuales, para conocer a fondo los diferentes esquemas corporales y mejorar la salud el cuerpo.  Dado que yo misma atravesaba por aquel entonces una crisis que me producía fuertes dolores corporales y otros síntomas, experimenté en mí, con éxito, los resultados de mis estudios.

Así, la vida me llevo al maravilloso país de Méjico, donde estuve 8 años y dónde inicié mi andadura profesional en el mundo del espectáculo siendo continuamente formada por profesores nativos africanos –y también mejicanos- en DANZA TRADICIONAL AFRICANA.

Sigo en ese camino formativo, aprendiendo los misterios del funcionamiento del cuerpo humano, sus influencias con el entorno y su capacidad innata de recuperación y reequilibrio, siendo la ACUPUNTURA la herramienta que me devuelve a mí y te puede devolver a tí también, esa ARMONÍA física-emocional que todos buscamos.